¿Qué necesito para conseguir el permiso de obras para reformar mi hogar?

Cada vez que planeamos iniciar una reforma en el hogar tenemos que tener en cuenta que debemos comunicarlo a la administración. Debes saber que los permisos para reformas en el hogar se tramitan en los ayuntamientos correspondientes a la ubicación de la vivienda.

También debes tener en cuenta las normativas de tu comunidad autónoma y la legislación urbanística general. Si cuentas con la ayuda de un profesional, estos trámites serán sencillos y te evitarás recibir multas o sanciones administrativas.

Lo último que debes saber, y quizás lo más importante, es que las reformas del hogar se clasifican por ley entre “obras mayores” y “obras menores”. Esta división es la que determinará la documentación y los permisos que debes solicitar para llevar a cabo una reforma en tu hogar.

A continuación, te explicamos lo que son obras mayores o menores y te indicamos los pasos que tienes que seguir para tramitar de forma correcta las distintas solicitudes.

¿Qué son obras mayores y obras menores?

Como norma general, se considera como una obra mayor aquella que implica la modificación de la estructura original de la vivienda. Esta modificación puede afectar solo a la vivienda que se va a reformar o a la estructura general de un edificio.

Una obra mayor sería, por ejemplo, tirar un tabique para hacer un salón más grande, para construir una terraza, una buhardilla, y, en general, cualquier modificación que implique la ampliación de la superficie, el volumen o la altura de la vivienda.

Una obra menor es aquella que no implica la modificación de la estructura de la vivienda. En esta categoría suelen incluirse las reformas que afectan a la pintura, el cambio de mobiliario, o la renovación de la cocina, el baño o el sistema de climatización.

¿Qué permisos y documentaciones necesito para la reforma de mi hogar?

Lo más importante siempre que queramos realizar una reforma en el hogar es informarse sobre la normativa vigente en el ayuntamiento, ya que cada consistorio puede requerir unos permisos diferentes y contar con alguna normativa especial.

En el caso de que la reforma del hogar esté clasificada como obra menor, no es necesario presentar ninguna documentación. Bastará con presentar un comunicado indicando los detalles de la reforma en el consistorio y en un plazo normalmente muy corto se concederá el permiso.

En el caso de las obras mayores el trámite es más complicado. Deberás presentar la documentación que requiera el ayuntamiento, que puede incluir un presupuesto detallado del proyecto y la cédula de habitabilidad.

La cédula de habitabilidad es el documento que acredita que la vivienda reúne las condiciones adecuadas de salubridad e higiene para ser habitada y la solidez para soportar la reforma. El proyecto y el presupuesto de la reforma deben ser generados por un profesional, así que, si vas a contratar una empresa para realizar el trabajo, seguro que ellos mismos se encargarán de toda la tramitación.

No olvides tampoco comunicar tu intención de realizar reformas a la comunidad de vecinos, ya que en algunos edificios existen normas específicas para este tipo de obras que también habrá que cumplir.

Sin comentarios

Post A Comment

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?